02/03/2017

Argentina

Desarmó la pelopincho y cayó en un pozo que se formó en el suelo; está internada

A una mujer de 52 años se la tragó un inmenso cráter de más de diez metros de profundidad y cinco de diámetro que se abrió repentinamente en el patio de su casa.
Ampliar (1 fotos)

Una mujer de 52 años cayó en un pozo de más de diez metros de profundidad y cinco de diámetro que se abrió repentinamente en el patio de su casa tras desarmar una pileta de lona en el partido de San Isidro, informaron este jueves fuentes de bomberos locales.

El hecho ocurrió el domingo por la tarde en el Pasaje Garibotti, entre Guayaquil y Piedrabuena, en el límite entre las localidades de Boulogne Sur Mer y Villa Adelina, en el partido bonaerense de San Isidro. La mujer fue trasladada a un hospital donde permanece internada.

"Es la tercera casa que se hunde en la misma manzana. En 1991 se hizo un pozo enorme en una casa y unos años después desapareció otra por completo", afirmó un vecino en declaraciones al canal TN.

En tanto, la primera hipótesis que se maneja es que el inmenso hoyo formó parte de antiguos pozos ciegos del siglo XIX de la zona.

Detalles del caso

El insólito hecho tuvo lugar el domingo a las 14 en una casa ubicada en la calle Pasaje Garibotti al 2.200, cuando Claudia Peralta estaba tendiendo la ropa en el patio que la vivienda posee en su parte trasera, en tanto, uno de sus hijos, había terminado de limpiar una pileta de lona para que algunos de los pequeños integrantes se volvieran a meter, luego de llenarla nuevamente.

De pronto y sin aviso, la mujer y la pileta fueron absorbidos por el inmenso agujero de 5 metros de diámetro, en el cual estaba con una gran cantidad de agua en su interior. Los gritos de desesperación se adueñaron de la situación, y tanto familiares como vecinos de la mujer, intentaron rescatarla con diversos métodos aunque sin resultado positivo.

La madre de la mujer, llamada Cirila, le comentó a Crónica que “cuando salí a ver no estaba ni mi hija ni la pileta, escuché algunos de sus gritos e intentamos ayudar para rescatarla. Al principio, su cuerpo no aparecía y luego lo hizo dada vuelta, parecía que estaba muerta. Por suerte, pudo darse vuelta y el agua le llegaba al cuello. Entre todos los que estábamos, le tiramos cuerdas, escaleras y otros objetos pero no podía subir. Hasta que luego de un tiempo llegaron los bomberos y la pudieron rescatar”.

Claudia fue derivada de manera urgente a la clínica Santa María de la localidad de Villa Ballester, donde acudió con diversos politraumatismos y un profundo corte en su cabeza, luego de caérsele encima un pedazo de mampostería, por lo que tuvieron que aplicarle siete puntos de sutura. Si todo evoluciona como hasta ahora, la mujer de 52 años recibirá el alta médica y podrá volver a su hogar.

En tanto, la madre de la mujer herida agregó que “si las nenas hubieran estado en ese momento adentro de la pileta, esto podría haber terminado en una catástrofe. Queremos saber que pasó y cómo se puede solucionar este tema. No es la primera vez que pasa esto, ya que en el transcurso de éstos últimos años, es la tercer vivienda que sufre este hundimiento y nadie nos dijo porque”.

Algunos de los datos que se manejan, es que las viviendas ubicadas en ese barrio forman parte de una serie de túneles que sirvieron como antiguos pozos de los habitantes que estaban en la zona en el siglo XIX. Lo cierto, es que todos los moradores del lugar se encuentran preocupados porque no saben si esta situación les puede tocar vivir en sus casas.

 



Recomienda esta nota: