26/04/2017

Argentina

El Senado convirtió en ley el proyecto que garantiza el servicio de luz a electrodependientes

La nueva norma busca solucionar el problema de las personas que deben tener energía eléctrica para utilizar aparatología o para mantener la cadena de frío de sus medicamentos.
Ampliar (1 fotos)

La iniciativa había obtenido el miércoles pasado media sanción de la Cámara de Diputados.

La Cámara de Senadores aprobó este miércoles por unanimidad, y sin debate, un proyecto de ley para garantizar el suministro permanente y gratuito de energía eléctrica a las personas electrodependientes. La iniciativa había obtenido el miércoles pasado media sanción de la Cámara de Diputados.

La norma busca solucionar el problema de las personas que deben tener energía eléctrica para utilizar aparatología o para mantener la cadena de frío de sus medicamentos. El proyecto denomina "electrodependientes por cuestiones de salud" a las personas que requieran de un suministro eléctrico "constante y en niveles de tensión adecuados" para poder alimentar el equipamiento prescripto por un médico matriculado y que resulte necesario para evitar riesgos en su vida o su salud.

También determina que la persona que esté registrada en esta categoría tendrá "garantizado en su domicilio el servicio eléctrico en forma permanente" y el medidor de dicho domicilio "deberá estar debidamente identificado".

Además establece que el titular de este servicio tendrá un tratamiento tarifario especial gratuito en el servicio público de provisión de energía eléctrica que se encuentre bajo jurisdicción nacional.

Otro punto clave del proyecto es que la empresa distribuidora entregará al electrodependiente un grupo electrógeno o el equipamiento adecuado sin cargo, incluyendo los costos de funcionamiento asociados, capaz de dar la energía eléctrica necesaria. Además, deberá habilitar una línea telefónica especial gratuita de atención personalizada destinada exclusivamente a la atención de los usuarios.

La creación del registro de electrodependientes dependerá del Ministerio de Salud de la Nación pero no invalidará los registros especiales constituidos por autoridades regulatorias o empresas distribuidoras.

"Este proyecto surgió escuchando a los que sufrimos en primera persona este problema, es ver plasmado en una ley el esfuerzo y el trabajo de un año", dijo a Télam Mauro Stefanizzi, padre de Joaquín, un niño que para poder vivir necesita niveles adecuados del suministro y estar las 24 horas conectado a la electricidad.

Mauro es miembro de la Asociación Argentina de Electrodependientes (AAED), que con el lema #LuzParaEllos impulsaron el proyecto que hoy se convirtió en ley.

"Empezó como una utopía. Enfrentábamos el sistema y a grandes empresas, lo primero que hicimos fue concientizar, porque la mayoría de la población no conocía el problema. Nos conectamos con nuestros peores miedos para contar que nuestros hijos necesitan la electricidad para vivir", contó Mauro desde una de las salas contiguas al recinto donde los senadores debatían el proyecto de ley.

El caso de Joaquín se hizo público en diciembre último, cuando su familia, que vive en Lomas de Zamora, recibió una orden de corte de luz, sin plan de pago ni intimidación previa, junto con la factura de Edesur correspondiente a noviembre, en la que figuraba la deuda contraída hasta el momento por 6.300 pesos.

Otro caso que puso en evidencia la necesidad de una ley que garantice el servicio de electricidad a estas familias fue el de Jeremías, un bebé de dos años y medio que quedó en estado vegetativo tras un accidente y necesita estar conectado a un respirador artificial para vivir, quien pasó a fines de febrero 40 horas sin luz en su casa de la ciudad bonaerense de Ezeiza.


Recomienda esta nota: