15/10/2016

El mundo

En EE.UU

Alerta: si tenés un Samsung Note 7 no podrás subir a un avión

El gigante tecnológico les había pedido a sus usuarios que apaguen el teléfono inmediatamente y que no lo vuelvan a utilizar.
Ampliar (1 fotos)

El dispositivo podría estallar en las manos, bolsillo o en la cara de alguna persona.

La empresa surcoreana Samsung está atravesando una de las peores crisis de su historia a causa de las explosiones de su flamante dispositivo: el Galaxy Note 7. Esto le provocó grandes pérdidas en la bolsa, sus acciones se desplomaron en un 8% en Seúl y como consecuencia el valor de la empresa también cayó unos US$ 20.000 millones.


Pese a las medidas que está tomando Samsung para evitar cualquier desgracia que pueda ocasionar el smartphone, el Gobierno de Estados Unidos decidió involucrarse en el tema y decidió prohibir directamente el Galaxy Note 7 a bordo de los aviones.


El gigante tecnológico les había pedido a sus usuarios que apaguen el teléfono inmediatamente y que no lo vuelvan a utilizar para prevenir un eventual accidente, ya que el dispositivo podría estallar en las manos, bolsillo o en la cara de alguna persona.


La decisión de prohibir el Galaxy Note 7 directamente en las aeronaves fue tomada por el Departamento de Transporte estadounidense y comenzará a regirse desde el sábado 15 de octubre. De esta manera, el teléfono no estará habilitado para llevarse en bolsos, bolsillo y en el equipaje los vuelos hacia, desde o dentro de los Estados Unidos.


“Reconocemos que la prohibición de estos teléfonos en las compañías aéreas será un inconveniente para algunos pasajeros, pero debe tener prioridad la seguridad de todas las personas a bordo de un avión”, explicó Anthony Foxx, el secretario de Transporte, en un comunicado oficial a la prensa.


Si el personal de alguna aerolínea descubre que algún pasajero intenta subir al avión con un Galaxy Note 7, debe negarle el embarque hasta que se deshaga del dispositivo. A su vez, el usuario de dicho teléfono podría enfrentarse a multas o incluso penas en prisión por no cumplir con las normas. El smartphone será confiscado en el momento.


El último teléfono inteligente de Samsung en explotar lo hizo en el vuelo 944 de Southwest Airlines, que une las ciudades de Louisville y Baltimore en los Estados Unidos. Si bien la explosión no paso a mayores y el teléfono sólo provocó importantes emisiones de humo, el vuelo fue evacuado inmediatamente por emergencia antes de su despegue.


La Administración Federal de Aviación (FAA), la entidad gubernamental responsable de la regulación de todos los aspectos de la aviación civil en los Estados Unidos, había emitido el pasado 8 de septiembre un comunicado prohibiendo el uso del Samsung Galaxy Note 7 en las aeronaves.


Sin embargo, sí se les permitía a las personas llevar el teléfono entre sus pertenencias, aunque debía estar apagado y sin uso. Eso ocurrió después de que un usuario encontró su Jeep envuelto en llamas cuando lo dejó cargando en el interior del vehículo.




Pese a que muchos fanáticos de la marca se negaron a deshacerse de sus Galaxy Note 7, más de un millón de estos dispositivos fueron retirados de la venta en Estados Unidos. Los usuarios que lo tengan podrán intercambiarlo por un Galaxy S7 Edge o cualquier otro dispositivo Galaxy, o recibir el reembolso completo.


Recomienda esta nota: